Lo que debes tomar en cuenta de las Normas de auditoría

Por Lic. Jorge Alonso Ramírez Vega.

A lo largo de este tiempo, las columnas han dictado y delimitado cuestiones importantes sobre auditoría, control interno, cumplimiento y otras, y en algunas de ellas se ha hecho referencia a las Normas de Auditoría, pero ¿qué son?, ¿debemos seguirlas?, ¿a quién le aplican?

Para comenzar, ¿qué son las Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGA)? Al igual que los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptador (PCGA), son los principios fundamentales de la auditoría a los que se deben enmarcar los auditores durante el proceso de la auditoría. Dichas normas están constituidas por un grupo de 10 normas adoptadas por el American Institute of Certified Public Accountants (AICPA), y a su vez están delimitadas en tres grandes grupos:

A) Normas generales:

a. Entrenamiento y capacidad profesional.

b. Independencia.

c. Cuidado o esmero profesional.

B) Normas de ejecución:

a. Planeación y seguimiento.

b. Estudio y evaluación del control interno.

c. Evidencia suficiente y competente.

C. Normas de preparación:

a. Aplicación de los PCGA.

b. Consistencia.

c. Revelación suficiente.

d. Opinión del auditor.

Tal y como se ha descrito durante este tiempo, los procedimientos dictados por estas normas son estándares que podrían garantizar el buen actuar, sin embargo, las revisiones a detalle deben ocuparse de otras tantas herramientas que existen y que delimitan, por ejemplo, las Normas Internacionales de Auditoría (NIA), mismas que describen uno a uno cuales deberían ser los puntos centrales de revisión y los objetivos que se persiguen. Dichas NIA están divididas de acuerdo a los siguientes puntos:

A) NIA 200 a 299. Responsabilidades

a. Control de calidad.

b. Documentación.

c. Comunicación órganos de gobierno.

B) NIA 300 a 399. Planeación

a. Estados financieros.

b. Riesgos.

C) NIA 400 a 499. Control interno.

D) NIA 500 a 599. Evidencias de auditoría.

a. Elementos de juicio.

b. Confirmación externa.

c. Estimaciones.

E) NIA 600 a 699. Usos del trabajo.

F) NIA 700 a 799. Conclusiones y dictamen.

G) NIA 900 a 999. Servicios relacionados.

H) NIA 1000 a 1100. Declaraciones internacionales sobre prácticas de auditoría.

I) NIA 2000 a 2699. Normas internacionales de cumplimiento de revisión.

Sin embargo, nunca se debe perder el foco de seguir el orden, el juicio apropiado, la evidencia significativa y, sobre todo, la integridad, claridad y pericia en la revisión de todas las actividades que componen un tramo de control óptimo y efectivo.

La auditoría, nunca hay que olvidarlo, le aplica a cualquier industria por igual, respetando la autonomía de gestión y dirección, así como la contratación de personal especializado y con aptitudes propicias para llevar a cabo una adecuada revisión.

Fuente: http://www.soyconta.mx/lo-debes-tomar-cuenta-las-normas-auditoria/

Somos una empresa que ofrece servicios profesionales de facturación electrónica, timbrado, contabilidad electrónica y muchos más.

Contáctanos tenemos la solución perfecta para tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *