Procedimientos para la obtención del origen de las mercancías

Por C.P.C. y Mtro. Roberto Colín.

Revisamos los pasos que se debe seguir para determinar el valor de contenido regional de una mercancía, así como las políticas que guían a las autoridades aduaneras al respecto.

El comercio exterior es una de las actividades económicas más importantes en el mundo, debido a que los procesos de integración propician la apertura de mercados y regiones, lo cual estimula el intercambio de bienes y servicios a nivel global.

En este sentido, la Administración General de Aduanas (AGA), dependiente del Servicio de Administración Tributaria (SAT), tiene como misión:

“… contribuir al crecimiento, prosperidad y competitividad del país, mediante una operación aduanera eficiente, transparente y predecible, que facilite el movimiento de pasajeros y mercancías, que inhiba los comportamientos ilícitos de empresas, personas y funcionarios y que fortalezca la seguridad nacional”.

Para cumplir a cabalidad con ella, cuenta con 49 aduanas (21 distribuidas en las fronteras, de las cuales 19 se encuentran en el norte y dos en el sur, 17 puertos marítimos y 11 en el interior del país).

En la frontera sur existen doce cruces legales, diez con Guatemala y dos con Belice; sin embargo, existen diversos puntos a lo largo de toda la frontera sur en donde los migrantes se atraviesan de manera clandestina.

De manera oficial, las aduanas tienen bien precisados los puntos autorizados y los horarios en las fronteras, para la entrada y la salida de mercancías, es ahí donde se concentra su función de control y fiscalización, independientemente de las facultades de revisión y comprobación que tienen las autoridades aduaneras para actuar a posteriori dentro del territorio nacional.

En otras palabras, las autoridades aduaneras pueden también aplicar operativos carreteros, sobrevigilancia y visitas de comercio exterior, independientemente de la revisión que realizan las aduanas fronterizas en las garitas de internación de mercancías de las regiones o franjas fronterizas al resto del territorio nacional. Aun así, subsisten prácticas ilícitas que afectan a la recaudación del país en las operaciones de importación.

Dada la importancia que tiene el determinar el origen de las mercancías en la medida que los aranceles o tarifas discriminan los impuestos ad valorem, según sea el origen o nacionalidad de una mercancíaen la zona de libre comercio, la unión aduanera o el mercado común, giran en torno al concepto de origen de los servicios o productos.

Los TLC suscritos por México no sólo benefician con preferencias arancelarias a quienes importen bienes originarios de dichas regiones, sino también a los exportadores, pues los productos originarios de México con destino alguno de los países miembros de los tratados, tienen más alternativas de posicionarse en esos mercados extranjeros frente a proveedores de otros países.

En este sentido, el certificado de origen es la prueba documental en donde se manifiesta que los productos fabricados en el territorio nacional; o en su caso, transformados o elaborados a partir de materias primas importadas que den como resultado un producto diferente, son originarios conforme lo establecen las reglas de origen pactadas en los tratados de libre comercio suscritos.

Es decir que, las reglas de origen son los requisitos que debe cumplir un producto o servicio, para tener derecho a los beneficios de los Tratados de Libre Comercio (TLC), en materia de aranceles o trato nacional.

En términos generales, un bien se considera originario de una región cuando es obtenido en su totalidad o producido enteramente en el territorio, o cuando el bien se produzca enteramente en el territorio, a partir exclusivamente de materiales originarios, sin embargo, cuando se incorporan materiales no originarios del territorio es importante determinar el valor de contenido regional, para determinar si se puede considerar o no, originario de una región y territorio, y por ende, tanto, gozar de los beneficios de los TLC.

Para estos efectos, resulta fundamental determinar el valor de contenido regional de una mercancía, que es el valor de los insumos originarios incorporados a un producto final respecto del valor total del producto, mismo que se mide en términos porcentuales.

Dicho en otras palabras, comprende la suma de los valores agregados que experimenta una mercancía producida en la región, con componentes, materiales o insumos de terceros países, que permite al producto final calificar como producto originario de la región.

El valor de contenido regional de un bien, es una técnica aduanera que compara el valor de factura de los productos importados a la región, con el precio de exportación de dicho bien para efectuar objetivamente dicha comparación o cálculo. En general se establecen dos métodos para el cálculo del requisito de contenido regional, a elección del exportador o del productor del bien, mismo que se calculará sobre la base del:

Método de valor de transacción

Este método se define como el precio efectivamente pagado o por pagar de las mercancías, cuando éstas se venden para la exportación con destino al país de importación, ajustado, lo que se representa de la siguiente manera:

VCR = [(VT – VMN) / VT] x 100

Donde:

VCR: es el valor de contenido regional expresado como porcentaje.

VT: es el valor de transacción del bien, ajustado sobre la base FOB (Free on board).

VMN: es el valor de los materiales no originarios utilizados por el productor en la producción del bien, ajustados sobre la base CIF (Cost, Insurance and freight).

Método de costo neto regional

Éste, se basa principalmente en los costos o gastos en que incurrió el productor de un bien destinado a la exportación, al realizarse su producción en un período determinado, por lo que el costo neto es la suma de todos los costos menos algunos costos no permisibles o excluidos de cada producto. Eso se representa así:

VCR = [(CN – VMN) / CN] x 100

Donde:

VCR: es el valor de contenido regional expresado como porcentaje.

CN: costo neto del bien.

VMN: es el valor de los materiales no originarios utilizados por el productor en la producción del bien, ajustados sobre la base CIF (Cost, Insurance and freight).

El resultado que se obtenga, servirá para determinar si un producto cumple con el valor de contenido regional mínimo exigido por las reglas de origen, para considerarse así originario de la región y territorio, y gozar de los beneficios que otorgue el tratado de que se trate.

Finalmente, es preciso comentar que los certificados de origen en México, según el país de destino de las mercancías, podrán ser expedidos por el productor o exportador, o por la Secretaría de Economía (SE) a requerimiento del exportador, sólo cuando se solicite su validación (por parte de la autoridad mexicana autorizada para hacerlo en términos de los tratados).

Fuente SoyConta.mx: http://www.soyconta.mx/procedimientos-para-la-obtencion-del-origen-de-las-mercancias/

Somos una empresa que ofrece servicios profesionales de facturación electrónica, timbrado, contabilidad electrónica y muchos más.

Contáctanos tenemos la solución perfecta para tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *