Versión 3.3 del CFDI tiene implicaciones

BELÉN M. SALDÍVAR

 

La nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), que entró en vigor el 1 de julio pasado, traerá implicaciones para las empresas y contribuyentes en México, de acuerdo con Edgardo Martínez, director comercial de Gosocket México.

“Todo lo que hemos visto de la nueva versión y lo que nos ha contado la autoridad, sin duda, ha sido miel sobre hojuelas, pero tiene implicaciones para las empresas al momento de adoptar esta nueva versión”, refirió el director comercial de Gosocket, empresa dedicada a la factura electrónica.

Precisó que lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca con esta nueva versión es estandarizar la información para poder explotar ésta y, a su vez, generar propuestas y tomar decisiones adecuadas, además de “facilitarnos la vida e incrementar la recaudación”.

Sin embargo, aseveró que implementar y adecuar los sistemas a las nuevas modificaciones del CFDI —como los nuevos catálogos, el complemento de pagos y la cancelación de la factura— le puede llevar tiempo a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas.

“El SAT previó, en un inicio, implementar la versión 3.3 de forma obligatoria a partir del 1 de julio, pero como vio que era muy complejo para algunos contribuyentes, decidió dar una prórroga”, aseveró Edgardo Martínez.

Desde el pasado 1 de julio entró la versión 3.3; sin embargo, los contribuyentes podrán seguir emitiendo sus facturas a través de la versión 3.2 hasta el 30 de noviembre de este año y, a partir del 1 de diciembre, la única versión válida será la 3.3.

A su vez, la emisión del CFDI debe llevar el Complemento de Recepción de Pagos. Dicho complemento, desde julio, es opcional, pero será obligatorio a partir del 1 de diciembre.

“Con todas estas modificaciones, el fisco podrá tener información real para la toma de decisiones pero, desde el punto de vista de sistemas, el implementarlas no será cosa fácil”, añadió.

En línea con lo anterior, el experto indicó que los pequeños contribuyentes van a ser los más impactados al tener que gastar o invertir en las adecuaciones de sus sistemas. Indicó que actualmente, de los 80 Proveedores Autorizados de Certificación, 55 ya están listos para la versión 3.3.

De acuerdo con el director comercial de Gosocket, la nueva versión es resultado de la revisión que hizo el fisco a diferentes problemáticas, por ejemplo, la tardanza de los contribuyentes para entregar las facturas electrónicas, las complicaciones para hacer deducibles algunas ventas en el extranjero, cálculo equivocado de impuestos en los CFDI, facturas con RFC inválidos y el no conciliar las facturas con los pagos.

En este último factor, Sergio Chaverri, cofundador de Gosocket, indicó que México tiene un proyecto ambicioso. “Se está posicionando como pionero en eso porque ninguna entidad tributaria se había preocupado por el comprobante de pagos de la factura electrónica y éste llega a cambiar las reglas”.

Recordó que, actualmente, México se encuentra como el país líder a nivel internacional en materia de facturación electrónica.

 

Fuente ElEconomista.com.mx: http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2017/08/03/version-33-cfdi-tiene-implicaciones

Somos una empresa que ofrece servicios profesionales de facturación electrónica, timbrado, contabilidad electrónica y muchos más.

Contáctanos tenemos la solución perfecta para tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *