Centro Mayor, Torre Alfa, Piso 11. Oficina 1105. Calzada Zavaleta 1108. Santa Cruz Buenavista Puebla, Puebla. C.P. 72150.
22 22 48 74 85

Usufructo y nuda propiedad. Generalidades y efectos fiscales

Por: C.P.C., P.C.F.I. y Mtro. Roberto Colín.

En los últimos años el uso del usufructo se ha convertido en una figura común para quienes requieren el uso de un bien, sin adquirir la propiedad del mismo. Esta figura jurídica permite el uso de una propiedad a cambio de una contraprestación.

Nuestro Código Civil Federal en su artículo 980, provee una definición de lo que debemos entender por usufructo, y señala que “es el derecho real y temporal de disfrutar de los bienes ajenos”.

…Si analizamos la definición, tenemos que el derecho real, no definido en el Código Civil Federal, se puede entender como el derecho que una persona detenta directa e inmediatamente sobre una cosa, para gozar del aprovechamiento que derive del bien.
La definición anterior señala también que el usufructo es un derecho real temporal, cabe hacer la aclaración de su vigencia puede ser perpetua o temporal, según el tiempo que se especifique.

El usufructo se califica como temporal porque tiene una duración prefijada en la ley, es decir, no puede ser mayor a 20 años cuando es constituido a favor de una persona moral y siempre que se refiera a bienes raíces, en términos del artículo 1040 del Código Civil Federal.

Se puede inferir entonces que la propiedad de un bien se integra por el derecho de disposición y el derecho de uso y goce del mismo, en tanto que el usufructo, consiste en otorgar el derecho de usar y gozar de un bien a alguien, más no de transmitir los derechos de disposición, los cuales conserva el legítimo propietario, jurídicamente conocido como nudo propietario.

En lo que corresponde a la esfera fiscal, la constitución del usufructo no configura el supuesto de enajenación contenido en la fracción I del artículo 14 del Código Fiscal de la Federación, en donde se especifica que “se entiende por enajenación de bienes, entre otros supuestos, toda transmisión de propiedad, aún en la que el enajenante se reserve el dominio del bien enajenado”, por lo que al no haber transmisión de propiedad no existe enajenación.

Por su parte, el artículo 17 fracción II de la Ley del ISR establece que cuando se trate del uso o goce temporal de bienes, se considera que los ingresos a declarar se obtienen cuando se presenta cualquiera de los siguientes supuestos, el que suceda primero:

a) Se cobren total o parcialmente las contraprestaciones
b) Estas sean exigibles a favor de quien efectúe dicho otorgamiento
c) Se expida el comprobante de pago que ampare el precio o la contraprestación pactada

De esta forma, bajo la figura del usufructo se pueden obtener ingresos que serán acumulables para el ISR conforme a las reglas emitidas para el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes, siempre que se trate de un contrato de usufructo por tiempo determinado.

Del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para estos casos, la propia Ley señala que se entiende por uso o goce temporal de bienes, entre otros, el usufructo, siempre que el mismo esté referido a bienes tangibles porque para efectos del IVA, el usufructo sobre bienes intangibles no queda comprendido en este capítulo.

Por su parte, la fracción VI del artículo 14 de la misma Ley, señala que se considerará como prestación de servicios, toda obligación de dar, de no hacer o de permitir, asumida por una persona en beneficio de otra, siempre que no esté considerada por esa Ley como enajenación, uso o goce temporal de bienes.

En este orden de ideas, cuando se trate de bienes intangibles, las contraprestaciones que deriven del contrato de usufructo estarán gravadas para efectos del IVA como una prestación de servicios y no por el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes.

Por último, es importante mencionar que las autoridades fiscales han publicado los Criterios no vinculativos de las disposiciones fiscales y aduaneras, entre los cuales se transcribe el que a continuación presentamos, en él se puede apreciar la separación de los atributos de la propiedad reconocidos por la autoridad:

17/ISR/NV. Indebida deducción de pérdidas por la enajenación de la nuda propiedad de bienes otorgados en usufructo. Se considera como una práctica fiscal indebida:

I. Determinar pérdidas fiscales en la enajenación de la nuda propiedad de bienes inmuebles considerando el costo comprobado de adquisición como si no hubiesen sido efectos de usufructo.
II. Determinar, declarar, registrar y/o deducir para efectos del ISR una supuesta pérdida fiscal, derivado de la práctica señalada en la fracción anterior.
III. Asesorar, aconsejar, prestar servicios o participar en la realización o la implementación de cualquiera de las prácticas anteriores.

¿Te han quedado dudas sobre estos conceptos? No olvides poner tus dudas en los comentarios de este artículo.

 

Fuente: https://www.soyconta.mx/usufructo-y-nuda-propiedad-generalidades-y-efectos-fiscales/

Leave a reply